Toda persona física o moral, autorizada por al Superintendencia de Seguros para actuar entre los asegurados y los Aseguradores, con carácter de Agente General, Agente Local, Corredor de Seguros, Agente de Seguros de Personas o Agente de Seguros Generales; o para actuar entre los Aseguradores y Reaseguradores con carácter de Corredor de Reaseguros según fuere el caso.