Toda persona física o moral con oficina abierta al público, que sea autorizada como tal por la Superintendencia para que, en representación de un Asegurador o Reasegurador, autorizado por la Superintendencia de Seguros intervenga en la contratación de reaseguros de todas clases, mediando como pago una remuneración pactada.